Kigo Blog

El secreto para escribir grandes contenidos de alquileres turísticos

Marketing de alquileres vacacionales

writing great vacation rental copy

Siempre es fácil ver qué es lo que hace malo un texto de alquileres vacacionales. Es muy sencillo detectar una descripción que nunca dará lugar a una reserva. Destaca por sus errores, su falta de conexión y simplemente porque no despierta interés por averiguar más cosas sobre ese alojamiento. Por eso, vamos a darte algunos consejos sobre cómo escribir unos buenos contenidos para tu alquiler de vacaciones.

Antes de nada, ¿cómo se distingue un buen contenido de uno simplemente aceptable? Las mejores descripciones de alquileres turísticos son aquellas que te trasladan al alojamiento. Lo que te interesa no es comprar una semana en una casita de vacaciones, sino una versión bronceada, relajada y más feliz de ti mismo/a a tu regreso. Un buen contenido es el que te vende ese sueño.

La primera lección es vender beneficios, no características. Nunca seducirás a nadie con historias sobre metros cuadrados y distancias al supermercado más próximo. Buscamos entre los distintos anuncios ese tipo de información. Hemos elaborado una lista de 4 sencillos pasos para escribir contenidos que enganchen a los clientes y conviertan sus visitas en reservas:

1. Gancho emocional

Aquí es donde vendes la mejor versión de la persona que quieren ser. Utiliza palabras emotivas como libertad o evasión. Crea un hilo conductor que sea tan intrigante como ambiguo. ¿Te has fijado en que muchas veces los artículos empiezan con un elemento de sorpresa en el titular? «Nunca adivinarás lo que sucedió aquí…» Apelan a tu curiosidad y apuestan por que pienses que eres precisamente la clase de persona que podría adivinarlo.

Haz que tu gancho sea impreciso y misterioso, pero vende la idea de que la vida del lector se enriquecerá si sigue leyendo. El gancho emocional sirve para captar el interés y generar un deseo. Antes de que el lector viera tu texto, puede que no supiera que de verdad quería pasar 11 días en tu apartamento parisino. La tarea de tu texto consiste en darle la impresión de que eso es precisamente ese algo que le estaba faltando a su vida últimamente.

2. Valor, beneficios y características

Una vez que hayas enganchado a tus clientes, tienes que convencerlos. Aquí es donde tienes que poner de relieve el valor y los beneficios. Así que ahora, en lugar del tono vago y misterioso, tienes que ser descriptivo/a y empezar a utilizar algunos verbos.

Y, a continuación, entrar en detalles y concretar. Es el momento de hablar de metros cuadrados y estadísticas de lluvia en verano. Ahora que ya has enganchado a los clientes, tienes que darles cosas concretas. Es cuando entran en juego la claridad y la eficiencia.

Ejemplo de descripción de un alojamiento

3. Llamada a la acción

Es la última pieza del puzle. Los contenidos con más éxito conducen a una llamada a la acción. Ahora el lector debe estar en una situación en la que tus textos le hayan convencido de que reservar es lo único que necesita en el mundo. Solo tienes que orientarle en la dirección adecuada. El hechizo de un buen texto puede esfumarse en un abrir y cerrar de ojos si tu cliente tiene que buscar un enlace o copiar una dirección de correo electrónico en una nueva ventana: ¡la repentina vuelta al aburrido y monótono mundo real puede romper el embrujo en un segundo!

Necesitas un contenido práctico que les dirija exactamente adonde deben hacer clic con una llamada a la acción clara y directa. Puede ser algo tan sencillo como Reservar ahora en un botón bien visible en la parte inferior de la página. Solo tienes que asegurarte de que sea claro, visible, comprensible y que diga exactamente lo que quieres que haga tu cliente.

writing vacation rental copy
Ejemplo de botón

Estos cuatro pasos te ayudarán a elaborar unos textos con los que convertir en reservas todas las visitas a tu web. Se pueden utilizar para las descripciones de alojamientos, el marketing por correo electrónico y los medios sociales. ¡Es una gran técnica para crear contenidos pensados para convencer!