Kigo Blog

Consejos para amueblar tu casa de alquiler vacacional

Marketing de alquileres vacacionales

Cuando tomas la decisión de convertir tu alojamiento en un alquiler de vacaciones, debes tener en cuenta muchas cosas. Es importante encontrar un buen equilibrio entre adoptar las mejores decisiones financieras, crear un ambiente atractivo y equipar tu alojamiento de forma adecuada para tus  futuros clientes.

Te presentamos 6 consejos fundamentales para ayudarte a optimizar tu inversión, el espacio de tu alojamiento y la experiencia de tus futuros clientes:

1.     Protege tu propiedad

Amueblar tu alojamiento de alquiler requiere una considerable inversión previa. La mejor manera de proteger tu inversión inicial consiste en tomar decisiones sólidas desde el principio. Es muy buena idea optar por la garantía en todos los artículos que compres para tu alojamiento, desde electrodomésticos y muebles hasta el trabajo propiamente dicho que se lleve a cabo en las instalaciones.

Evita poner moqueta en las estancias principales y en las zonas de paso, ya que su desgaste y sus desperfectos serán difíciles de ocultar. En su lugar, opta por suelos laminados o por unas duraderas baldosas. Aunque estas opciones pueden suponer una mayor inversión inicial, son mucho más fáciles de mantener y limpiar durante toda la vida útil de tu alquiler vacacional, lo que tu ayudará a maximizar tus gastos totales. Cuando haya algún accidente o se derrame algo, limpiarlo será coser y cantar.

Decide de antemano si se admiten mascotas o no. Aunque admitir mascotas te abre un mercado potencial de clientes mucho mayor, algunos perros pueden ser muy destructivos. Si decides admitir perros, reduce al mínimo las zonas con hierba al aire libre si es posible, de modo que el perro tenga menos lugares donde escarbar y causar estragos.

2.     Identifica a tu cliente ideal

Es importante identificar a tu cliente objetivo antes de poner tu alojamiento en el mercado, de modo que puedas amueblarlo en consecuencia. ¿Tu alojamiento está pensado para familias con niños o más bien solo para adultos? Las habitaciones temáticas son perfectas para niños de todas las edades; puedes diseñar habitaciones inspiradas en la selva, la playa, el desierto o las montañas. No tengas miedo a utilizar colores vivos y accesorios llamativos en las habitaciones para que tus clientes vivan una experiencia única y memorable. Recuerda que no es un lugar en el que vayan a vivir permanentemente ni durante mucho tiempo; tus huéspedes solo se alojarán allí temporalmente, así que debe destacar por ser algo muy distinto a su día a día en casa. Eso puede añadir un toque realmente especial a sus vacaciones, que les hará recordarlas y querer volver al año siguiente…

Selecciona estratégicamente tus muebles y equipamientos  en función de la ubicación de tu alojamiento. Si está junto a la playa, incluye tumbonas y sombrillas, toallas de baño y juguetes de playa, etc. Si tienes una cabaña en un lugar frío, asegúrate de que haya mantas de sobra, leña (si hay chimenea) y trineos para que tus huéspedes disfruten de la nieve. Si lo anuncias como alojamiento con capacidad para ocho personas, asegúrate de que haya asientos suficientes para que todas ellas estén cómodas.
furnishing your vacation rental

3.     Que no falte nada

Mucha gente opta por pasar sus vacaciones en una casa de alquiler (en lugar de en un hotel) porque quiere disfrutar de la comodidad de sentirse como en casa lejos de su hogar. ¡Tu trabajo consiste en conseguirlo! Equipa la cocina con todo lo necesario y destaca este punto en tus anuncios; puede ser una gran baza para una casa de alquiler en comparación con un hotel. Si tienen todo lo necesario en su alojamiento, tus clientes ahorrarán dinero al hacer la comida en casa en lugar de salir a cenar o pedir comida a domicilio cada noche. Es bueno que dispongan de sartenes y cazuelas resistentes, así como de suficiente espacio para que todos los huéspedes se sienten a la mesa cómodamente. La despensa debe contar con todos los condimentos básicos, como sal y pimienta, aceite de oliva, café y algunas especias básicas.

Otros artículos domésticos esenciales, como papel higiénico, toallitas, esponjas o jabón lavavajillas, harán que tus clientes se sientan bienvenidos. Asegúrate de que haya siempre muchas sábanas y toallas de baño a mano, especialmente si los huéspedes no disponen de lavadora y secadora en el alojamiento. Lo mejor es optar por toallas y sábanas blancas y duraderas, que se pueden blanquear si se manchan; además, el aspecto de unas sábanas blancas limpias transmite a tus clientes la sensación de que las cosas que están utilizando están limpias y bien cuidadas.

4.     Diseña la decoración con inteligencia

Cuando proyectes tu alojamiento de alquiler, piensa en cómo vives en tu propia casa. ¿Qué objetos son más propensos a mancharse o a desgastarse y romperse? ¿Qué partes de tu propia casa te cuesta más mantener limpias y ordenadas? Utiliza tu propia casa como guía para diseñar la decoración de tu alojamiento de alquiler de forma inteligente.

Es mejor evitar las colchas de color liso porque las manchas se verán mucho más. En su lugar, opta por un edredón multicolor o estampado, que durará mucho más tiempo. Viste las ventanas con elementos de colores lisos, de modo que puedas conjuntarlos fácilmente con otros objetos más llamativos y con más personalidad sin recargar demasiado la estancia. El desorden (o incluso la sensación de desorden generada por una decoración intrincada o recargada) pueden provocar sensación de desorganización, irritación o estrés. Los clientes valoran un espacio organizado y moderno, que les haga sentir que de verdad pueden relajarse y evadirse por completo.

5.     Maximiza la comodidad

Plantéate la posibilidad de comprar un sofá cama, que permita a los huéspedes tener flexibilidad para invitar a amigos o familiares durante su viaje. Pero eso sí, asegúrate de que sea adecuado para utilizarlo a diario y que no destrozará la espalda a tus clientes. Si quieres incluir el sofá cama en el número total de personas que pueden alojarse en tu propiedad, merece la pena que busques uno bueno. Asegúrate de comprar un modelo que sea cómodo para que cualquiera duerma en él varias noches seguidas. Es una forma sencilla de conseguir más comentarios positivos.

Si tu alojamiento está en un lugar de clima especialmente cálido o frío, asegúrate de tener un buen sistema de aire acondicionado o calefacción y varios ventiladores o calefactores para que tus huéspedes estén siempre a gusto. Las mantas de más siempre añaden un toque agradable. Y, por supuesto, si es posible pon a disposición de tus huéspedes la conexión inalámbrica a internet en el alojamiento. Hoy en día ya no es una opción, es una necesidad. Aunque tu alojamiento de alquiler esté en un remoto lugar perdido entre montañas, donde tus clientes busquen «desconectar» por completo, sigue siendo recomendable que haya al menos algún punto de wifi disponible.

6.     Personaliza tu alojamiento

No temas dar tu propio toque personal a tu casa de alquiler de vacaciones. Es otro reclamo para los turistas que no ofrecen los hoteles: un estilo individual y con personalidad, que dé a la gente la sensación de estar en su propio lugar especial y no en el comercial ambiente de un hotel. Probablemente haya muchos motivos por los que elegiste comprar ese alojamiento en concreto, así que no dudes en compartirlos con tus clientes potenciales. Si tienes una colección de conchas o una lámpara de araña que te encanta, búscales un lugar especial. Pero asegúrate de que esas cosas que tanto te gustan sean acordes con la decoración general de tu alojamiento para que resulte coherente.

Incluye mapas de los alrededores, un pequeño gesto que los clientes de fuera apreciarán mucho. Los turistas agradecerán cualquier guía turística o artículo sobre «lo mejor de la zona». Piensa también en regalar cupones de descuento para tu heladería preferida o tu restaurante favorito, de modo que tus clientes disfruten de un buen rato en lugares que conozcas bien. Compra algunos de tus libros y juegos preferidos y déjalos en los alojamientos para los días de lluvia en los que tus inquilinos se vean obligados a quedarse en casa. Así sentirán que están aprovechando al máximo el tiempo en sus vacaciones incluso en esas condiciones. Son las pequeñas cosas las que hacen que un alojamiento sea agradable, acogedor y como un auténtico hogar fuera de casa.

Hannah Tucker es el cerebro de la gestión de productos de TheBackStore.com. Hannah tiene una (sana) obsesión por los zapatos y vive en la fabulosa y soleada ciudad de San Diego. Siente auténtica fascinación por la ergonomía y sus efectos en la cultura del lugar de trabajo y en la productividad.